viernes, 4 de octubre de 2013

4 lecciones del arte hacia el marketing


4 lecciones del arte hacia el marketing

por FERNANDO ROSAS en 24-09-2013 Este artículo tiene 3,998 vistas
Fernando-rosas
Disarm es un caso que te puede volar los sesos, pero en su absoluto sentido figurado, ya que se trata de una obra escultórica mexicana e instalación, que ha sido diseñada con armas de fuego desmanteladas y que han servido para fabricar instrumentos musicales de no creerse.
Su creador, Pedro Reyes, dice: “esta obra es la redención de este metal, que me pudo haber matado a mi o a ti… … … entonces… mejor que sean instrumentos”.
Y esta obra, enmarcada dentro de un esfuerzo de content marketing liderado por Intel —en colaboración con el grupo de comunicaciones Vice—, denominado The Creators Project ha alcanzado cierto reconocimiento mundial, en donde han surgido comentarios del público que son por demás contrastantes. Desde un sarcástico“liberal hippie fantasy world” hasta las expresiones más honestas de apoyo, los cuales derivan en apasionados debates sobre el mercado de las armas en el mundo y del valor del arte como medio de descompresión social.
Así, sobre este contexto, resulta que justamente es la pasión lo que provoca una serie de reflexiones adicionales acerca de lo que la cultura y el arte le pueden aportar a la mercadotecnia y la publicidad.
1. La pasión. Cuando se observan las filas que en los EUA se han propiciado a propósito de la comercialización del iPhone 5, las preguntas son muchas ¿cuántas marcas en el mundo provocan semejante clase de reacciones? ¿por qué mis marcas no producen esas reacciones? Quizá la pasión se origine desde la honestidad de la idea y que se contagia a la línea de diseño, de producción, de distribución, a su promoción y publicidad, finalmente, a la mente del consumidor.
2. La idea. En el arte, como en las metáforas creacionistas, lo primero es la idea, y el resultado es una consecuencia que generalmente refiere a un proceso de identificación entre la obra y el espectador, y es en ese proceso de identidad en donde puede surgir la pasión. Por el contrario, en la mercadotecnia, la mayoría de las veces, lo que manda es un objetivo numérico y la idea viene por atrás, un número sin espíritu que en tiempos de crisis o desaceleración suele pagar por su desalmada esencia. De este manera, la pregunta del caso es ¿tu primer inductor es un número o es una idea que te conectará con tus clientes?
3. Las fronteras. De sobra se sabe que los mejores autores en el arte y la cultura son innovadores en esencia. Tienen por costumbre cuestionar y cuestionarse las fronteras en el estado del arte, de manera que sus ideas intentarán reventar las fronteras, tomar riesgos, sea con formatos, sea con técnica o con tecnología. Mientras, en la mercadotecnia y la publicidad, se prefiere jugar a lo seguro. Un creativo español nos contaba hace años que en España y México se prefería la seguridad y que por el contrario, dada la cultura en Argentina y Brasil, se prefería tomar más apuestas aventuradas, que como resultado se producían grandes campañas de comunicación en términos de creatividad. Y así ¿de cuales crees que eres… de los arriesgados o de los que prefieren la comodidad?
4. La calidad. Una obra de arte se “lanza al mercado” hasta que está lista, no antes, no después. Su calidad por lo común se relaciona con una implementación de 10 y sus autores se toman el tiempo necesario para quedar lo más satisfechos posible con su entrega. La calidad en el arte se relaciona con la congruencia entre el intelecto y el sentido del autor, en mezcla de los ingredientes, lo que deriva en la fuerza de la identidad propia atribuible a la obra y de la imagen que proyecta. En sentido contrario, en la mercadotecnia y la publicidad mucho de lo que se hace lleva prisa desde su origen y por lo común, su resultado se parece más a una fotografía tomada en movimiento. Si bien, es verdad que en los negocios existen variables difíciles de predecir y que demandan reacciones inmediatas, no obstante, cuando los pilares de la identidad corporativa son sólidos, se gana en congruencia y la calidad en fabricación, distribución, comunicación y promoción aportarán una base que ayudará de mucho en su posicionamiento en un mercado.
Así, cuando uno se vuelve a preguntar ¿por que el iPhone 5 ha despertado esas reacciones? La respuesta puede ser resultado de lo que se produce cuando algo se hace con pasión, con la honestidad de una idea, que intenta romper fronteras y que su producción se acercará a los más altos estándares de calidad. Justo como se ha hecho con los siguientes ejemplos.

Disarm: la mejor forma de convertir armas en música

Trendlogy, 18/09/2013
“Es fácil ser seducido por las armas. Uno puede tomar un trozo de madera y hacer una ametralladora… ó… agarrar una ametralladora y convertirla en otra cosa”, así explica Pedro Reyes su obra Disarm que es un proyecto multidisciplinario en el que se combinan la escultura, la música y la tecnología.
A Reyes le apoyan en la parte de la tecnología la empresa Cocolab, que dirige Alejandro Machorro, y en cuanto a la música, Edi Clúster y Julián Placencia.

El arte caminante de Alexa Meade

Trendlogy, 22/07/2013
Hay que ver lo que hace Alexa Meade directo en su sitio http://alexameade.compara encontrarse con una interesante variedad de piezas sobre cómo ella convierte a personas reales en una historieta, instalación, fotografía y obra de arte.
Los usos de su técnica para comunicación alternativa podría ser muy útil, sobre todo si se piensa en instalaciones, flashmobs o cualquier experiencia de street marketing.

Un restaurante con infinitos conceptos

Trendlogy, 12/06/2013
Thank you for coming es un colectivo de cocineros, curadores y artistas que se instalaron en la otrora galería de la villa Artwater, colindante al rio de Los Ángeles, en los EUA, para establecer un proyecto experimental de restaurante, de “paga lo que puedas” y servido en una suerte de voluntariado sin fines de lucro.
Cada mes, alguno de los talentos mencionados, incluso organizados colectivamente, toman la residencia del lugar para explorar ideas acerca de arte, comida y sustentabilidad, mientras sirven al público que se reúne.
Aplicar una estrategia de esta naturaleza podría ser de gran valor para muchas marcas relacionadas a la comida, desde restaurantes hasta fabricantes de alimentos, ligados a personalidades o conceptos.
Thank you for coming ha albergado sesiones como Come en una telenovela; Low tech ’30s automat del grupo de art-punk Japanther y Una orden de herejes sirviendo banquetes y hambrunas al estilo medieval.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada