jueves, 19 de junio de 2014

Big data, nuevos retos ineludibles

Big data, nuevos retos ineludibles

Seguro ya has leído y escuchado mucho sobre Big Data, esa especie de revolución que se nos viene encima, y seguro que igual que yo, sigues acumulando preguntas sobre su instrumentación real.
Veamos si te has hecho estas preguntas
Cuando hablamos de Big Data, estamos hablando de ese marketing predictivo que permite a las empresas crear experiencias de venta personalizada, es decir, ajustada a comportamientos, tendencias, deseos, necesidades, geo-localización, intereses, etc. de los usuarios con los llamados datos no estructurados, generalmente procedentes de las redes sociales y los blogs.
Esos datos "no estructurados" los producimos a granel los propios usuarios, sin mucha conciencia y bastante indolencia, porque como usuarios, estamos consintiendo que nuestros datos sean almacenados y gestionados por terceros.
Y aquí viene la primera gran cuestión:
¿Cómo asegurar que el Big Data es un instrumento que mejore la relación entre usuarios y empresas en lugar de un arma que vulnere sus derechos?
He de confesar que a priori, esto de que sepan que marca de lencería es la que compro, mi preferencias musicales, mis debilidades y algunos deseos inconfesables no me hace ni pisca de gracia, porque todo hay que decirlo, el poder de oráculo delBig Datapuede ser usado para bien o para mal. Por ejemplo, la publicidad personalizada puede ser un gran recurso para mejorar experiencias de compra pero también una manera relativamente sencilla de manipular comercialmente y "no comercialmente".
Depende de que en manos caiga, puede ser una bomba de relojería.
Por otra parte, el Big Data es marketing de precisión y para conseguirlo, debe nutrirse de un gran caudal de información personal que le permita dirigir sus ofertas de manera diferenciada, a un target específico y con orientación al cliente muy definida en función de sus intereses.
Pero esa información está en constante movimiento, no es una información estática que se puede volcar y analizar del tirón, los usuarios estamos en constante interacción con las redes, con lo cual, la información se transforma a cada clic
y aquí va la segunda cuestión:
¿Compensa realmente a las empresas gestionar y desmenuzar toda esa ingente cantidad de información contaminada para extraer algo de información útil?
Sin lugar a dudas, saber gestionar el Big Data es el gran reto de todos aquellos que pretendan adquirir proyección en las redes y aumentar significativamente su cuenta de resultados.
Pero gestionar el Big Data, requiere también gestionar la privacidad.
La siguiente cuestión:
¿Puede convivir el Big Data con la Privacidad?
Yo sinceramente creo que estamos vendiendo la piel del oso antes de cazarlo (y que conste que soy acérrima detractora de la caza).
Y digo esto porque leo constantemente post y artículos sobre el Big Data en los que no se hace mención alguna a la responsabilidad que conlleva el gestionar esa cantidad de información personal, ninguna alusión a los protocolos de seguridad que se debe introducir necesariamente para salvaguardar la privacidad de los afectados, acaso existen esos protocolos? Contamos con las herramientas adecuadas?
Mas cuestiones:
¿Quiere el usuario mejorar su experiencia de compra recibiendo solo ofertas ajustadas a su perfil? Probamente si en la mayoría de los casos. Dudo que haya alguien que no esté harto de recibir ofertas absurdas completamente alejadas de su realidad y de sus intereses, una pérdida de tiempo que enfurece.
Y vuelvo a preguntar?
Y quiere el usuario que sus datos personales, incluidos hábitos y preferencias circulen libremente por las redes y estén a merced de cualquier organismo, empresa, estafador o spammer? Desde luego no!!
Así que no sirve de nada dejarnos las pestañas y los cuartos aprendiendo a gestionar Big Data sin preocuparnos por la solución técnica que garantice la seguridad y privacidad de esos datos.
Big Data y Seguridad son conceptos indisociables, no se pueden concebir por separado.
Lo sorprendente es que según el informe de la RSA , el Big Data RSA Security Brief, "Big Data Fuels Intelligence-Driven Security tendrá un importante impacto en muchas categorías de Productos de seguridad TI, como Security Information and Event Management (SIEM), monitorización de red, autenticación y autorización de usuario, gestión de identidades, detección de fraude y sistemas de gobierno, riesgo y cumplimiento (GRC).
El mayor impacto en las soluciones de seguridad se registrarán según el informe sobre 2015, pero en el escenario actual, con un modelo cloud omnipresente y la movilidad como pieza esencial de los negocios, las actuales soluciones en materia de seguridad han entrado en fase de absorbencia ya que están basadas en controles estáticos.
Estas soluciones pasan por la seguridad inteligente que incorpora evaluaciones dinámicas del riesgo, el análisis de enormes volúmenes de datos de seguridad, controles flexibles y compartición de información sobre técnicas de amenazas y ataque.
Para integrar Big Data en las prácticas de seguridad, según el informe RSA Security Brief, "Big Data Fuels Intelligence-Driven Security"se deberá proporcionar una mejor visibilidad de los entornos de TI y preparados para distinguir comportamientos sospechosos de las actividades normales,.
Y volvemos a las cuestiones:
Está preparada la actual legislación para responder a las vicisitudes legales del Big Data?
Desde luego no, también necesitamos ajustes a la legislación en materia de protección de datos. El mismísimo World Economic Forum , nada menos publicó este año un informe en el que recomienda cambios en la regulación para evitar nuevas formas de infracción contra la privacidad que surgirán con el Big Data, que no están regulados en la actual legislación. Una de esas recomendaciones contempla que los datos almacenados sean etiquetados con un código desoftwareque incluya las preferencias de uso que han registrado los usuarios. Pero, nuevamente, los críticos sostienen que sería confiar más en las herramientas que en las reglas.
La protección de datos debe convivir necesariamente con la sociedad de la información y estar adaptada a sus avances y transformaciones.
Para concluir, lo que está claro es que todavía no contamos con la solución de seguridad tecnológica ni legal que garantice la privacidad del Big Data, así que antes de vender la piel del oso, procurad tenerlo bien asegurado.
Fuente: http://www.puromarketing.com/12/22394/nuevos-retos-ineludibles-del.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada